Messi: El Amor de Despertar junto a mis Hijos – Un Vistazo a la Vida Familiar del Futbolista

El delantero Lionel Messi se confió al diario argentino Ole durante 45 minutos, para explicar su camino al fútbol y la importancia de la familia.

– ¿Qué recuerdas de la primera vez que jugaste al fútbol, ​​cuando tenías ocho o nueve años?

– Mucho más que eso, cuando tenía cuatro o cinco años. Incluso driblaba desde que comencé a caminar. Recuerdo los primeros partidos que jugué en el Grandoli Club, recuerdo la sensación de estar de pie en el campo. Antes jugaba al fútbol con mis hermanos y primos. No recuerdo cuándo jugué al fútbol por primera vez, solo que era muy joven. A los cuatro años empecé a jugar en ese club, y también jugaba en la calle siempre que podía.

Messi (fila inferior, tercero desde la izquierda) con la camiseta del equipo en Rosario. Foto: Deporte

– ¿Hay alguna anécdota famosa de la abuela de Celia, que discutió con el entrenador para que lo dejara jugar a los cuatro años?

– Así es, toda la familia me lo contó (risas). En ese momento, un hermano mío jugaba en ese club, y mis abuelos siempre venían al campo a mirar. El partido es para jugadores nacidos en 1986, diferentes a mí en cuanto a físico y edad. Recuerdo que ese día les faltaba un jugador, así que mi abuela le dijo al entrenador de ese equipo que ella lo conocía desde hace mucho tiempo. “Ponlo en la roca”, dijo de mí. Él respondió: “No, no puedo hacer eso. Mira, es tan pequeño. Estás loco. Te va a doler”. Pero ella seguía insistiendo: “Mételo, déjalo entrar”. Finalmente entré al campo, hice algunas cosas y desde entonces… Mi abuela vino y le dijo al entrenador: “Cómprale unas botas de fútbol. Lo llevaré a entrenar la semana que viene. después”. Así empezó el fútbol para mí. Todo es muy favorable porque mi familia siempre va allí los fines de semana. Y toda la familia pasa el fin de semana en el club. Mi infancia fue tan hermosa.

– ¿Recuerdas la primera mesa, o la que más recuerdas cuando eras niño?

– Solo recuerdo ver el video del torneo en la región. Más tarde, cuando jugaba para Newell’s, recordé algunos torneos importantes en los que jugué. Pero, si veo el video, puedo recordar. De lo contrario, no puedo recordar porque yo era muy joven entonces.

– ¿Qué recuerdas de jugar fútbol callejero en Rosario?

– Recuerdo jugar mucho al fútbol con mis amigos, todos los días. Y a veces, cuando me encuentro con hermanos mayores, no puedo entrar en la roca porque soy demasiado joven.

– ¿Qué pensará esa gente ahora?

– No, porque se preocupan por mí, y tienen miedo de lastimarse, no me dejan jugar. Tengo muchos recuerdos.

Messi luce mascarilla para disputar la final de la Copa Cataluña.

– Vi una foto tuya en Barcelona, ​​usas una máscara mientras juegas, ¿es porque te rompiste la nariz?

– Sí, me rompí el pómulo.

– ¿Las mejillas? ¿Porqué es eso?

– En ese momento yo jugaba en el equipo infantil del Barça, unos 14, 15 años. En un partido de fin de semana contra el Espanyol, el rival me dio un codazo en la cara y me rompió el pómulo. Una semana después jugamos la final de la Copa de Cataluña, un torneo que ahora no sé que existe. A mi edad entonces, era muy importante. Lo mismo le pasó a Puyol, cuando se puso una máscara para jugar al fútbol durante un tiempo indeterminado. El equipo también me dio la máscara y me dejó jugar con ella.

Intenté ponérmelo para practicar un par de veces, y en cinco minutos no podía soportarlo. Era demasiado grande y caído en mi cara. Decidí tirarlo y seguir pateando. Creo que marqué un doblete y el Barça ganó 3-0. Después de 30 minutos, fui sustituido. Mi papá le gritó al entrenador que no me dejara jugar sin máscara, así que el entrenador me reemplazó. En ese momento, no me di cuenta de lo peligroso que era eso. Pero, quiero competir a toda costa. Cuando agaché la cabeza no pude ver la pelota porque estaba atascada, así que la solté y seguí jugando.

– ¿Haces locuras por el fútbol?

– No recuerdo una historia en particular, pero hago todo para ser competitivo. Quiero jugar al fútbol donde quiera que vaya, en el club, en el barrio. Donde sea que haya un partido de fútbol, ​​quiero estar allí. En cuanto a la locura, no sé.

– Cuando tenía la edad de su hijo mayor ahora, tomó inyecciones de hormona de crecimiento. ¿Se lo has contado a tus hijos?

– Lo hago por muchas más razones, no sólo por el fútbol. Es un método que me ayuda en mi vida diaria, no solo como jugador. En esto soy muy responsable. Cuando tengo que hacer algo y quiero hacer algo, haré todo lo posible para lograr la meta. Mi hijo Thiago sabe de mi tratamiento. Pero nunca pensé que mis hijos tuvieran que hacer lo mismo.

“¿Alguna vez pensaste que tendrías que ser tratado así cuando tenías la edad de Thiago?”

– Tener. Ya me lo imaginaba. Como padre, probablemente lo encontraría muy difícil si Thiago tuviera que someterse a ese tratamiento. Pero, solía hacer eso, y no sentí ningún problema. Tengo que cuidarme y asumir la responsabilidad de lo que hago.

– Hablando de locuras, cuando llegaste por primera vez a Barcelona, ​​recientemente se compartió ampliamente una foto tuya sentado en una habitación de hotel nada más llegar al Barça y el fondo era el Camp Nou. ¿Ya viste esa foto?

– Ya. Ya.

– ¿Qué recuerdos te trae esa foto?

La verdad es que tomar la decisión de ir al Barça en ese momento fue difícil. Pero todo sucedió tan rápido, y no dudé, no tuve que pensar. En ese momento no entendía lo difícil que era dejar mi país, mis familiares, mis amigos y construir una vida en otro lugar. Al principio hubo muchos problemas porque cuando llegué no tenía licencia para jugar. Cuando estaba jugando, me lesioné de nuevo.

Llevo casi un año sin jugar al fútbol, ​​y solo practicando, muy diferente. Entonces tuve suerte porque todo sucedió muy rápido. Progresé muy rápido y pude jugar con los hermanos mayores. Cada vez que veo que se acerca una oportunidad, siento que quiero quedarme aquí más tiempo y seguir luchando. Tuve mucha suerte porque al principio fue difícil, pero luego fue muy bien.

– Llegó aquí en 2001, pero en 2003 se entrenó con el primer equipo. ¿Es tu carrera realmente explosiva?

– Eso me ayudó mucho a decidir quedarme y superar las dificultades anteriores. Pero la decisión en ese momento no fue fácil, porque entonces tenía que estar lejos de casa, muy lejos. Hoy todavía estoy lejos de casa, pero en realidad más cerca que antes porque ahora la comunicación es mucho más fácil.

– ¿Cómo fueron entonces para ti los viajes de vuelta de Rosario a Barcelona?

– Lloro cada vez. No quería quedarme y tampoco quería irme. Quiero volver a Barcelona para continuar lo inacabado. Pero es difícil despedirse de lo que hay en Rosario. Sé que después de solo seis meses, estaré de regreso en Rosario para compartir mis experiencias. Perdí muchos amigos porque era difícil contactar a todos. Hoy, un niño de 13 o 14 años puede caminar con un teléfono inteligente en la mano. Pero ese no era el caso en mi tiempo. Salir de Argentina es muy difícil. En ese momento solo podía contactar a la gente por correo electrónico o por teléfono. Pero esas cosas están desapareciendo lentamente. Es muy difícil mantenerse en contacto con la gente. Y tuve que dejar de hablar con mucha gente por la distancia y la dificultad de comunicación.

– ¿Con qué amigos te mantienes en contacto de tu infancia?

– Todavía tengo amigos en el barrio, pero aún podemos mantenernos en contacto. Todavía podemos hablar regularmente. Y a mis amigos del fútbol, ​​los conozco desde que era muy joven. Con otros, comencé a reconstruir relaciones después de muchos años. Es agradable reconectarse con viejos amigos después de años separados.

– Tu cara es más brillante cuando hablas de esto, ¿verdad? Tu expresión es diferente.

– Bien. Mi infancia en Argentina fue maravillosa. Entonces vivíamos juntos de una manera diferente. Los muchachos en Argentina entonces vivían de manera muy diferente a como lo hacen ahora. Honestamente, realmente disfruté de la vida en el pasado.

– ¿Qué importancia tiene Lautaro Formica para su presencia en la selección juvenil de Argentina?

– Conozco a Laucha de Newell’s. Es de la generación del 86 y siempre nos vemos. Y siempre hay competencia entre la generación 86 y 87, para ver cuál es mejor. La camada de Laucha es muy fuerte. También conozco al hermano menor de Laucha, Gato. Conocen a toda mi familia, ya mí también. Laucha siempre ha sido convocado a las líneas juveniles de Argentina, desde la categoría Sub 15. Pasa por bastantes líneas juveniles. Cuando jugué en la selección Argentina Sub 20, le preguntaron por mí. No, no, estaba jugando para Argentina Sub-17 en ese momento.

– En el Mundial Sub-17 de Finlandia 2003, ¿no?

– Bien. Porque en ese momento acababan de conocer España, y por España jugaba Cesc Fábregas.

– En ese momento, el técnico español le preguntó al técnico argentino Hugo Tocalli por qué no lo convocaron, ¿no? Tocalli pareció despertar y comenzó a averiguar quién era Lionel Messi.

– Bien. Debido a que Cesc fue convocado a España Sub 17, él y yo jugamos juntos en el equipo juvenil del Barça. Por eso empezaron a preguntar por qué no me llamaron. Todo comenzó a partir de ahí. Conocí a Laucha y me ayudó a adaptarme rápidamente cuando llegué a la selección Argentina Sub-20. Porque la Sub 20 de Argentina en ese momento había estado jugando juntos durante mucho tiempo y yo era como un novato. El apoyo de Laucha fue importante entonces.

– ¿Sigues teniendo contacto con Lautaro?

– Tener. Tener. La Sub 20 de Argentina estuvo muy bien en ese momento, en el Sudamericano de Colombia y en el mundial de Holanda.

Messi con su mujer Antonela y sus hijos Thiago, Mateo y Ciro.

– ¿Qué es lo más importante para ti de la familia?

– Todo. Todo. Soy muy afortunada de poder pasar mucho tiempo con mi familia. Porque hay familias donde los padres tienen que trabajar todo el día, y no llegan a casa hasta bien entrada la noche. Mis padres solían trabajar muy duro y llegaban a casa a las 9 de la noche muy cansados. No juego mucho con mis padres. Así que tengo suerte porque paso casi todo el día con mis hijos, pudiendo llevarlos a la escuela, llevarlos al fútbol u otras actividades. Disfruto pasar tiempo con mi esposa e hijos y hermanos.

– ¿Qué es lo que más te gusta hacer con tu familia?

– Me gusta despertarme con los niños y luego desayunar con ellos. Aunque hay veces que me enfado con ellos (risas). Pero me encanta despertarme y llevar a los niños a la escuela y ponerlos a dormir. Me encanta hacerlo todos los días.

– ¿Qué pasa con su esposa? ¿La pareja va al cine juntos?

– La verdad es que rara vez salimos.

– Es difícil salir, ¿no? ¿Porque todos saben quién eres?

– No son. No son. No por lo que soy, sino por sus horarios. Tenemos tres hijos y tenemos que aprender a adaptarnos a sus horarios. Después de la escuela, participarán en actividades y mi esposa y yo tendremos que mirar. A veces, hasta las 8:30 o 9:00 p. m., toda la familia cena y luego se acuesta. Se quedaron dormidos inmediatamente después de la cena, al igual que mi esposa y yo. Los dos estábamos muertos de cansancio (risas).

– Es comprensible, porque fuera de ti está Lionel Messi, una superestrella del fútbol, ​​una celebridad. Pero cuando llega a casa, es el padre de Mateo, Ciro y Thiago.

– Por eso te dije que son tres. Mi horario depende de ellos. Disfruto jugar con mis hijos y verlos participar en actividades por la tarde. Entonces toda la familia come temprano y se acuesta temprano. Me gusta eso, y eso es todo lo que suele hacer mi familia. La verdad es que rara vez salimos.

– ¿Es este el problema?

– Correcto. Bien.

– ¿Alguna vez te quejas?

– Sí a veces.

Todos nos quejamos de vez en cuando, ¿no?

Sí, pero es fácil de entender. Tener tres hijos a veces es complicado.

– ¿Tus hijos entienden lo famoso que es su padre?

– Tanto Thiago como Mateo entienden. Pero ellos lo toman de otra manera. A Thiago, por ejemplo, no le gusta llamar la atención. Su personalidad es muy tímida y no soporta la atención. Mateo, por otro lado, no le importa si la gente lo nota. Lo que digan los demás al respecto, no le importa. Thiago es más tímido por lo que será más molesto. Pero todos entendieron el problema.

– ¿Cuál es la relación entre usted y los padres de sus amigos?

– Tenemos la suerte de estar en un grupo con padres maravillosos. Comenzando con Thiago, fue primero a la escuela y se hizo amigo de los otros niños que eran encantadores, y sus padres también eran geniales. Cada vez que los padres nos reunimos, nos comunicamos normalmente. Ahora tengo otro hijo en la escuela.

– Siendo tan famoso, ¿te sientes incómodo?

– Tener. Sé que la gente siempre me está mirando. Muchas veces me encontré con problemas locos. Este es también el tema del que acabamos de hablar, sobre salir rara vez. A veces no quiero que me noten, solo quiero ir por ahí y hacer cosas normales como todos los demás. Por ejemplo, toda mi familia quiere ir de compras al centro comercial, sin que la descubran y sin que la obliguen a tomarse fotos con ellos. Hay veces que no quiero eso. Mi familia está bajo presión cuando todo el mundo está mirando. Hay días malos, yo también me vuelvo loco y no quiero encontrarme con nadie fuera. La mayoría de la gente quiere obtener autógrafos o tomar fotografías, pero no estoy de humor para hacer eso. Eso me pasó muchas veces. A veces reacciono de mala manera. Bueno, no necesariamente malo. Y luego la gente espera que me ría más y me dice que sonría más. Pero, A veces no quiero hacer eso. Pero tuve que aceptar esa molestia, sin quejarme en absoluto.

– ¿También te gusta recibir el amor de los fans?

– Correcto. Por supuesto. A veces quiero pasar desapercibida, pero cuando la gente me conoce y me dice palabras bonitas, yo también estoy feliz. Tengo la suerte de que donde quiera que voy la gente me reconoce, me hace caso y me habla bien. También son muy buenos para tomar fotografías juntos.

Volviendo al tema del grupo de padres, acabo de unirme a otro grupo. Me encanta hablar con gente a la que no le importa el fútbol, ​​y solo hablamos de otras cosas.

– ¿De qué sueles hablar con tus amigos?

– Hablamos mucho, como siempre. Hablamos de fútbol, ​​de la vida y de los temas de la pandemia porque afecta todos los aspectos de la vida y en todas partes del mundo.

– ¿Cómo te sientes cuando tus amigos “normales” tienen problemas con el Covid-19 en España o Argentina?

– Claro que me siento triste, más triste aún cuando amigos o familiares caen en esa situación. No me gusta la situación actual, no solo con mis amigos, sino con el mundo entero. La pobreza sigue siendo generalizada en todo el mundo, especialmente para quienes padecen la epidemia. Vi las dificultades de primera mano. Entiendo su sufrimiento, porque yo no era tan bueno como lo soy ahora. Pero opinar sobre este aspecto no es fácil, porque la gente dirá: “Dices eso, pero no nos entiendes”. No es fácil. Pero entiendo la situación que está pasando en Argentina y España, donde vivo, y lo veo con mis propios ojos. A mí también me afectó la epidemia, como a todos los demás. Pero tengo que hablar desde otra perspectiva, es difícil expresar mi opinión.

– Cuando eras joven, tu familia no era pobre, sino que pertenecía a la clase media baja, ¿entonces entiendes tales dificultades?

– No me falta nada, porque mi padre tiene que trabajar todo el día. Mi padre rara vez está en casa, solo para asegurarse de que no nos falte nada. Papá tiene que trabajar horas extras y trabajo extra. Pero hay amigos que tengo que vivir en la pobreza, sin nada para comer, sin luz, sin agua. He sido capaz de verlo desde que era un niño.

– ¿Por qué aún mantienes una fuerte personalidad argentina a pesar de estar lejos de este país desde niño?

– No sé, tal vez por la razón que dije antes. Me fui de niño, pero una parte de mí nunca se fue. Todo lo que me pasa tiene que ver con Argentina. Mi familia, parientes y amigos todavía están allí.

– Pero, ¿qué es lo que te motiva a menudo a volver a la Argentina?

– No sé cómo explicarlo. Me encanta volver a Rosario y ver a los familiares. Quiero ir allí, hacer una barbacoa y comer con familiares y amigos. Quizás porque me fui demasiado joven, no he tenido la oportunidad de disfrutar de todas las cosas interesantes del país, de la familia y los amigos. Eso me impulsó a volver. También en parte porque mis viajes a Argentina son muy cortos.

– ¿Tu casa en Arroyo Seco te incita a regresar dos o tres veces al año?

– Mi familia y amigos están todos allí. También hubo momentos en que mi familia extendida viajó junta por toda Argentina. La familia de mi esposa también vive por toda Argentina. Tengo tantos recuerdos con Rosario y Arroyo Seco. Solo volviendo allí, los recuerdos también vendrán corriendo.

– Cuando era estudiante, ¿cuáles fueron sus logros?

– La verdad es que no me gusta estudiar, y tengo problemas para estudiar, pero siempre me comporto educadamente.

– Terminaste séptimo grado en Rosario, ¿no?

– Bien

– ¿Y en el bachillerato estudiaste en España?

– Me gradué de la escuela secundaria en España. Estudiar era difícil y no tenía interés. Pero aun así lo logré.

– Hablamos de la fiesta de la barbacoa, ¿eres un buen cocinero?

– No muy bien, en realidad. Puedo ayudar en la cocina, pero no como chef de barbacoa. Prefiero el trabajo de apoyo.

– ¿La gente te llama Leo o Lio?

– Se suponía que era Lio, pero luego la gente lo llamó Leo. Mi madre me mataría, pero ahora todos me llaman Leo.

– ¿Cómo te crece una barba así?

– Entonces tenía un contrato con Gillette, y querían que me afeitara lo más posible. Así que me afeité mucho, pero cuando terminó mi contrato, también dejé de afeitarme. Luego me puse la barba así. Y creo que en la Copa América 2016 en los EE. UU., muchos de mis amigos jugadores tenían barbas así. Así que lo guardo. Quizá en algún momento me canse y me lo afeite de nuevo. Al igual que el cabello, solía mantenerlo largo. Pero cuando me molesta, lo corto.

– ¿Cómo eliges la ropa?

– Mi ropa la elige mi mujer Antonela. No le presto mucha atención a la ropa, no tengo intereses especiales. Realmente no me importa, está bien.

– ¿Por qué todos dicen que el bistec favorito de tu madre es?

– No sé, tal vez porque mi madre le puso salsa. He comido muchos bistecs finos, pero los mejores siguen siendo las primeras comidas que hago en casa. Tal vez sea porque siempre digo que el bistec de mi mamá es el mejor, por eso todos los que lo comen piensan así. Tal vez esa es la razón. Porque yo como la mayoría de los filetes que hace mi madre, y las salsas en otros lugares no son así.

Messi ayuda a cocinar un asado con su familia.

– ¿Quién es el chef principal de la barbacoa de tu familia?

– Normalmente mi padre. Cuando la familia se reúna, mi padre estará a cargo de este plato. Y solo soy perezoso.

– ¿Usas mucho tu celular? ¿Y eres experto en tecnología?

Como todos los demás, uso mucho mi teléfono, todo el tiempo. A veces uso demasiado, y ocupo tiempo en otras cosas. A veces me doy cuenta de que paso tanto tiempo desplazándome por mi teléfono que realmente no tiene ningún sentido. Luego llegué tarde a otras cosas. Pero todo esto nos sucede hoy.

– ¿Ves mucho fútbol?

– Veo mucho, y también veo otros torneos. Quiero saber los últimos resultados de los equipos.

– ¿Aprendiste sobre tácticas?

– Veo el fútbol como espectador más que aprendiendo tácticas.

– ¿Incluso con la Champions League?

– Sí. Antes de cada partido, aprenderé sobre el estilo de juego del oponente. Pero cuando veo fútbol, ​​no analizo las tácticas, simplemente disfruto.

¿Estás obsesionado con las tácticas?

– Me gusta estudiar a mis oponentes, aprender a presionar y aprovechar sus debilidades. Aunque tenemos clubes y expertos, todavía quiero observar y reflexionar.

– ¿Estás emocionado de jugar en la Copa América?

– Sí. Todo nuestro equipo está deseando participar en este torneo. La última vez que el torneo no se llevó a cabo por el Covid-19, estábamos aún más emocionados. Esta Copa América es muy especial porque no habrá público. Pero, todavía quiero participar en el torneo de nuevo.

– La Copa del Rey de 2021 es su título número 35 con el Barça, ¿por qué sigue ansiando tanto el título?

– Cada vez que juego, mi objetivo es ganar e intento ganar todos los trofeos posibles. La última Copa del Rey fue especial porque el Barça estuvo casi dos años sin trofeo. El vestuario también tiene más jugadores jóvenes y esta Copa del Rey es como un punto de inflexión para ellos, muy importante. Sobre todo, también quiero ganar y ganar títulos, tanto como sea posible.

– En la celebración de la Copa del Rey, ¿cómo te sentiste cuando tus compañeros te pidieron alternativamente sacarse fotos a solas contigo?

– Fue una experiencia hermosa. Muchos jugadores que vienen de cero se sentirán de la misma manera. Lo entiendo porque antes no tenía nada en la mano. En ese momento también quería hacerme fotos con los hermanos mayores del equipo, porque ganamos otro título. Ese recuerdo es tan hermoso.

– ¿Tienes alguna pasión no revelada?

– No, no, nada especial. Me gusta jugar al pádel.

– ¿Cuál es tu estilo de juego?

– Sólo pasando la pelota. Principalmente juego con Pepe Costa (mentor de Messi). Jugó muy bien. Corrí mucho y disparó. No jugamos mucho, unos tres días por partido.

– ¿Te gusta jugar a la pelota con los perros?

– Me gustan los perros y tengo uno que se llama Hulk. Mi padre y yo a menudo lo dejábamos jugar con la pelota. A Ciro le gusta mucho Hulk. Lo primero que hace un niño cuando se despierta, o antes de irse a dormir, es saludar a Hulk y jugar con él. Antonela y Ciro son los más amantes de los perros, pero yo también amo a los perros.

– En Rosario, ¿tienes perro?

– Tengo un perro por todas partes. Mi esposa y yo estamos de acuerdo en eso, porque solíamos criarlos solos. Ningún problema.

– Hay una habitación en su casa que cuelga todas las camisetas de los jugadores famosos con los que ha intercambiado camisetas. ¿De quién es la camiseta que más te arrepientes?

– Solo comencé a intercambiar camisetas con mi oponente cuando crecí un poco, y antes de eso no me di cuenta. Mi hermano Matías en Argentina solía coleccionar artículos cuando comencé a competir. Lamento no haber pedido intercambiar camisetas con los jugadores con los que jugué cuando era joven, al comienzo de mi carrera. Ronaldo y Roberto Carlos de Brasil, por ejemplo, jugadores contra los que he jugado pero que aún no tienen sus camisetas. Ahora realmente quiero su camisa. Tal vez me falte alguien más, pero tengo la mayoría de las camisetas de los jugadores de todos modos.

– ¿Y debe ser incómodo para ti rechazar a un jugador que te pide la camiseta, porque ya se la prometiste a otro jugador?

– Eso pasa mucho. Siempre cambio camisetas con los oponentes, a menos que me enoje mucho y abandone el campo de inmediato. Pero a menudo me cambio de ropa.

– ¿Te sientes orgulloso cuando tu oponente te pide un cambio de camiseta?

– Sí, claro. También es una forma más fácil de hablar entre ellos. Esa acción fue genial.

– ¿Cómo te sientes cuando la gente menciona Argentina, inmediatamente piensan en ti?

– Fue una locura, pero también me conmovió mucho porque a donde iba me conocían y me trataban bien, como dije. Me siento feliz cuando la gente me conoce a través de los partidos de fútbol o de la televisión.

¿Qué es lo más loco que te ha hecho un fan?

– Sabes, mi memoria no es muy buena. Si me recuerdas algunos recuerdos, lo haré.

– Había una niña que saltaba de la grada al campo, ¿recuerdas?

– Oh, así es, 2007.

– Hubo un tiempo en que fuiste a Arabia Saudita, y alguien casi te apunta con un arma a la cara otra vez en el aeropuerto, ¿recuerdas?

– Ese tipo está loco, tengo miedo. Pero el tipo no lo hizo a propósito y no se dio cuenta de sus acciones.

– Finalmente, ¿quieres decirle algo a los argentinos?

– Siempre quiero decir esto a todos, que estoy muy agradecido por la forma en que la gente me trata. Sé que el pueblo argentino me quiere mucho, a pesar de que estamos pasando por años difíciles, además del problema de la enfermedad. Eso tiene un gran impacto en el mundo, y también en nosotros. Ojalá podamos seguir adelante y juntos construir el país, así como traer éxito a la selección argentina.

– Te queremos regalar este balón de cuero para celebrar el 25 aniversario del diario Ole. La pelota es tuya y de tus hijos también.

– Los niños me vuelven loco porque simplemente les gusta jugar en la casa todo el día. Tienen su propia cancha de fútbol, ​​pero solo les gusta jugar adentro. Después de mi familia, por supuesto que el fútbol es mi mayor pasión.

Related Posts

“Billionaire Bombshell Kylie Jenner Flaunts Her Curves and Luxe Mercedes-Benz G550”

A typical example of this is the G550 4×4 2 with an extremely masculine design and an equally “impressive” price. However, for famous stars in the world, buying a G550 4×4 2 and even…

Read more

Un perro mayor que ya no puede subirse a la cama duerme con la camisa de su papá

Desde pequeña, Molly disfrutaba cada segundo que pasaba con su familia. Debe estar cerca de ellos constantemente, incluso cuando duermen, ya que son sus mejores compañeros. Travis Wahl se alegró…

Read more

Conozca a “Augie”, el extraordinario golden retriever de 20 años que acaba de establecer un récord como el perro más viejo de su raza jamás documentado.

Esta hermosa buena niña celebró recientemente un cumpleaños importante. La golden retriever mayor cumplió 20 años y celebró la ocasión disfrutando de un pastel de zanahoria apto para cachorros y…

Read more

Pobre cachorro abandonado, estalló en lágrimas cuando le dieron un trozo de pan

 El lamentable momento de un pequeño cachorro quedó plasmado en un vídeo que se está volviendo viral en las redes sociales. El cachorro lloraba ahogado cuando lo alimentaban porque llevaba…

Read more

El cachorro estaba exhausto tras convertirse en el juguete de los niños del pequeño pueblo.

“Paws show” un grupo de animales rescata a voluntarios y tienen un canal de YouTube. Recibieron un informe sobre un cachorro enfermo que deambulaba por las calles necesitando tratamiento y…

Read more

El Emotivo Relato de Angelita, la Cachorrita que Perdió su Lengua

Angelita era más que una simple cachorrita; era un alma herida en busca de amor y seguridad. Cuando una amiga llamó llorando pidiendo ayuda para esta pequeña criatura, su historia…

Read more

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *